MOMENTO DE LA ACTUACION DE MANUEL ESPAÑA JUNTO A DANZA INVISIBLE
JAVIER OJEDA Y MANUEL ESPAÑA

Desde el primer momento en que se posicionan los músicos en sus instrumentos, se respira rock español, con el regusto clásico de las gafas de sol y las chaquetas americanas, con el sonido propio de banda de los años 80 y 90, con la energía de los músicos que se comen al público sin concesiones. Los años de oficio se notan, y la experiencia aún más. Estos señores, desde la humildad que otorgan los kilómetros en carretera, serían capaces de darle capones con la barbilla a muchas de las actuales estrellitas (o más bien estrellados) del pop patrio, que ni siquera habían recibido su primera palmada en el culo cuando ellos ya interpretaban repertorio de varios discos. Sin efectismos y sin distracciones, sólo música y actitud: todo se resume en eso al final. Así es como lo demuestra la pasión de Chris Navas al bajo o de Manolo Rubio y Antonio Luis Gil a las guitarras. Pero es, sin duda, Javi Ojeda quien inevitablemente refleja todo lo dicho. Es la viva imagen de la adrenalina, un ‘frontman’ como los que ya pocos quedan, que impregna toda la tarima nada más que con pura carisma. Se entrega al éxtasis, recorriendo el escenario de un lado a otro con sus patentados andares al ritmo de la música, cuando no corriendo directamente en círculos. Tanto se movió que incluso confesó “algo que nunca pensaba que iba a decir: estoy cansado”.
No es de extrañar que con tamañas características, hayan conseguido el respeto de muchos de sus compañeros de profesión, como por ejemplo los que compartieron con ellos canciones en una noche tan especial: desde un Kiko Veneno que los definió como “una de las mejores bandas de Andalucía” a un Toni Zenet totalmente entregado a Sin aliento, pasando por las rimas de Hablando en Plata Squad en Naturaleza muerta, los guitarrazos rodillas en tierra de Carlos Segarra y su eterno gorro “rebelde” en A este lado de la carretera o los juegos de voces de Mario Díaz en Por ahí se va… Así hasta completar los más de 15 amigos y músicos que no quisieron perderse tan señalada efeméride, entre los que también destaca Manuel España, vocalista de La guardia, otro de los grupos andaluces más reconocidos en las años 80.

Anuncios

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s